Grupos de

Investigación y Desarrollo

El fenómeno de la globalización dio como resultado que las organizaciones entraran en un proceso de cambio vertiginoso que les permitiera adaptarse a las exigencias de un entorno altamente competitivo, esta situación llevó a que en el interior de las organizaciones se realizaran grandes esfuerzos para mejorar diversos aspectos tales como la estructura, la tecnología, la estrategia y la relación con el entorno entre otros; dichas mejoras deberían traducirse en mayor productividad, sin embargo no tardó en advertirse que a pesar de las modificaciones de los aspectos mencionados , las organizaciones no responderían de forma adecuada a los cambios del entorno si no contaban con un grupo humano competente.

La Gestión del Conocimiento es la administración explicativa y sistemática del conocimiento vital y sus procesos asociados de creación, recolección, organización, difusión, uso y explotación; requiere transformar el conocimiento personal en conocimiento corporativo que pueda ser distribuido ampliamente a través de una organización y aplicado de manera apropiada.

 

Ya no se concibe el conocimiento como algo exclusivamente cognitivo y personal., este se constituye en una fuente de riqueza y en un recurso o activo, que requiere administrarse mediante procesos organizacionales; más aún, un recurso crucial para las organizaciones y una forma de apalancamiento clave en los mercados más competidos, vital para la sostenibilidad de las ventajas comparativas.

 

En forma similar al comportamiento general de la naturaleza y la sociedad, la Administración, como disciplina y como quehacer, está sujeta a cambios. En lo cual han tenido que ver tradicionalmente la alta rivalidad en el mercado y la dinámica acelerada y disruptiva de la ciencia y la tecnología. Sin embargo, a partir de los 80 han aparecido nuevos desarrollos que han impulsado el discurso administrativos, entre los cuales se pueden destacar los siguientes: (MENDOZA, 2010).

Competitividad global

Los factores auspiciadores de la globalización (sistemas de información y comunicación) que fueron ventilados por Levitt (1995), se mantienen vigentes todavía, e incluso con la extensión del uso de internet y las tecnologías móviles la prospección es que se presentará una influencia mayor. Por ello, la globalización se ha extendido no solo a los negocios y a lo económico sino que está cubriendo lo social y lo político.

 

La globalización, junto a una economía abierta, ha promovido una mayor competencia en un mercado bastante unificado. Ello ha impacto en el comportamiento en los negocios promoviendo en los empresarios una mentalidad más competitiva y creando la necesidad de contar con herramientas de gestión que les permita afrontar las nuevas realidades. La respuesta en el ámbito científico de la administración no se hace esperar y surge la subrama de la gerencia estratégica competitiva a partir del trabajo fundamental de Porter (1980, 1985 y 1990). Así mismo todo esto cambia el comportamiento administrativo en línea con la competitividad global. De allí que el nuevo gerente deba poseer un fuerte pensamiento global lo cual implica análisis de los desarrollos internacionales, presencia en todos los continentes y muchos países, manejo de lo multicultural, aprovechamiento de la tecnología planetaria y dominio de inglés. Además de ello, la competitividad seguirá siendo una preocupación central en los empresarios para el futuro mediato.

 

Para la formación del administrador de empresas del mañana ello tiene grandes implicaciones pues estos profesionales deben desenvolverse en un ambiente planetario para lo cual requieren conocer el desenvolvimiento de la economía global, las culturas extranjeras, los medios de información y comunicación y por supuesto tienen que interactuar en el idioma inglés tanto en lo que se refiere a hablar, como escuchar y escribir.

Gestion ambientalmente responsable

Después de un gradual proceso de difusión y entendimiento de los problemas ambientales, la amenaza evidente del cambio climático colocó el tema sobre el tapete que, como se comentaba, se ha convertido en uno de carácter global, por lo cual es casi seguro que va ser un tema dominante en el mundo por venir. Una derivación de este proceso, entre otras cosas, va a ser la aceleración de la población de organizaciones verdes. De hecho, ya esto es una realidad: los representativos de la población pasaron de ser el 38% en 2005 a 45 % en 2007 (Senge, 2008). También va a ser fuerte la presión estatal, en la medida en que los mecanismos sancionatorios por infracciones ambientales se van a intensificar.

Las comunidades vecinas de las empresas van a ser más sensibles al impacto negativo de las acciones contra el ambiente derivadas de la operación de las plantas empresariales. Para el caso particular del país, la cuestión ambiental va a ser especialmente relevante en la medida en que entren a operar los acuerdos de libre comercio con la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá.

Desde el punto de vista de los negocios, esto tendrá gran repercusión en la forma de administrar las empresas. En particular, en la toma de decisiones se adiciona, a las exigencias de competitividad elevada, el criterio de proteger el ambiente, de tal forma que se requerirán mayores niveles de imaginación para crear valor y reducir los costos, cumpliendo con el respeto a la naturaleza. La responsabilidad social ambiental será un tema de obligada aplicación para los años que se avecinan.

Pensamiento Integral

Para actuar en los mercados competitivos actuales los gerentes han tenido que replantear su forma de pensar en los negocios y la gestión. Este cambio en los modelos mentales ha tenido que ver con el pensamiento sistémico para mirar la totalidad, aplicar la doble causalidad (causa-efecto-causa) y estudiar el efecto tardío (Senge, 2000), el pensamiento complejo (Morin, 1998) para reconocer la contrariedad y sus consecuencias dinámicas, la interactividad y la multidisciplinariedad y el uso del pensamiento integrador como método de creatividad (Martin, 2008) que enfrenta situaciones contradictorias, expresado en la combinación apropiada de lo global y lo local (glocalización), el corto y el largo plazo y la competitividad mediante la combinación valor y costo.

Para el administrador esto tiene sus implicaciones, sobre todo en la asunción de competencias de carácter cognoscitivo como la capacidad de síntesis, aplicación de enfoque de sistemas y desarrollo de habilidades de aprendizaje personal y organizacional.

Quiere conocer mas?

Estamos para asistirlo. Contáctenos via correo electronico info@cindes.com.co o usando nuestras redes sociales.

Corporación Internacional de altos estudios para el desarrollo de la competitividad y la transformación social.

Telefono: +57 (5) 386 9766

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube
  • png-transparent-whatsapp-iphone-whatsapp

Copyright © 2020

Todos los derechos reservados by CINDES

Powered by: QFD Solutions